Técnicas de meditación más populares

¿Qué es la meditación y en qué puede ayudarte?

La meditación es una práctica para educar y estimular la mente mediante técnicas como la concentración y la atención activas. Se trata de un entrenamiento para la mente y el corazón que nos permite una mayor libertad mental y emocional. En resumen podríamos decir que el fin de la meditación es mantener la concentración en algo,​ con el objetivo de conseguir en el individuo un estado de bienestar en cualquier actividad y evolucionar en todos los aspectos, ya que la mayor parte del tiempo vivimos influenciados por factores exteriores y por ello no somos capaces de ver las señales vitales que nos ayudan a progresar.

¿Cuáles son las técnicas más conocidas de la meditación?

  1. Concentración

Esta técnica es la más básica para los que empiezan a iniciarse en el mundo de la meditación. Se lleva a cabo enfocando la atención en algo, ya sea una idea, imagen emoción… Dominar esta parte de la meditación es vital para aprender a mantener el enfoque y la concentración en algo concreto evitando dispersarnos en distintos pensamientos.

  1. Contemplación

En esta técnica de meditación el objetivo son las experiencias. Se trata de enfocarse en ellas sin juicio ni opinión ante las mismas. La contemplación consiste en concentrar la atención en un pensamiento, un objeto o nuestra propia conciencia y que nos puede ayudar para aliviar algunas condiciones físicas o emocionales. Esta meditación también es muy efectiva a la hora de prestar más atención en las experiencias de la vida y en el momento presente.

  1. Trascendental

Este tipo de meditación es muy sencillo y a la vez muy eficaz. Se trata simplemente de dejar que los pensamientos fluyan sin ponerles atención y esperar a que se disuelvan por sí solos. La meditación trascendental  hace que nuestra mente se concentre en el interior, más allá del pensamiento, en el nivel más silencioso y tranquilo de la conciencia, conectando con nuestro yo más profundo. El cuerpo entra en relajación, donde se une con la mente en una conciencia plena. Esta técnica es una de las formas más puras y simples de meditación que existen. Tiene la capacidad de elevar a nuestra mente al estado más poderoso de conciencia. Se ha demostrado en numerosos estudios que la meditación trascendental es un potente remedio contra el estrés crónico.

Estos son los tipos más comunes y conocidos de meditación. Esta práctica se ha convertido en algo muy necesario en nuestra sociedad, en la que pasamos la mayor parte del tiempo con la mente activa y dispersa en diversas actividades, lo cual nos lleva a un estado de ansiedad y estrés prácticamente contínuos. La meditación puede ayudar a combatir estas afecciones y tiene otras ventajas como:

  • Desarrollar la creatividad
  • Permite un mayor descanso mental
  • Desarrollo de la consciencia
  • Activar las zonas del cerebro asociadas a la felicidad
  • Estimular el sistema inmune
  • Mejorar la concentración y la memoria
  • Aumentar la capacidad intelectual
  • Desarrollar la inteligencia emocional
  • Aliviar el estrés y los estados de depresión
  • Reducir la presión sanguínea
  • Aumentar la consciencia personal y el autoconocimiento
  • Se reduce el volumen de la amígdala, la región del cerebro directamente involucrada en el proceso del miedo
  • Mejora el sueño
  • Relaja la tensión muscular

¿Necesitas más razones para convertir la meditación en una tarea diaria?

Author: Alejandro